Menú extra:

  1. Fan Club
  2. Fotolog
  3. Facebook
  4. Web
  5. Foro
  6. Email



2007 alejandro-tous.es

“El público aún me reconoce, pero ya no es tan agobiante”

EN LA SERIE DE FOX ‘MENTES EN SHOCK’ SE CONVIERTE EN LEÓN ROBLES, UN PERSONAJE QUE VA A BOGOTÁ PARA LOCALIZAR A SU HERMANA, UNA JOVEN CON PROBLEMAS.

[TEXTO: ROSANA LAKUNZA]

Alejandro Tous siempre quiso ser actor. Se inició en el teatro y por un tiempo se dedicó con entusiasmo al mundo de la escena. La televisión le atrapó durante dos años con una de las series que más éxito le ha dado a Telecinco en los últimos cinco años, Yo soy Bea. Su personaje, Álvaro Aguilar, fue totalmente mediático y el actor se convirtió en el chico por el que suspiraban muchas fans. Al acabar la producción dejó la intensidad de la televisión, se alejó de los focos y se metió de lleno en el teatro. Ahora ha vuelto a ponerse frente a las cámaras en Bogotá para grabar una serie que Fox estrenó a principios de abril, Mentes en shock.

Ha trabajado para Fox y ha grabado en Bogotá.
Sí, es un trabajo diferente por el hecho de ser de una serie de Fox producida en español para prácticamente todo el mundo de habla hispana.

¿Cómo fue la grabación?
Muy intensa y muy satisfactoria. Estaban Goya Toledo y Marian Zapico, que interpreta el papel de mi hermana. Al llegar allí nos encontramos con los talentos artísticos de distintos países hispanoamericanos y un equipo técnico increíble. Hacer una serie bajo el ala de Fox es una garantía de calidad.

Cuando hablamos de televisión en Colombia pensamos automáticamente en telenovelas. ¿Nos equivocamos?
Allí tienen un ritmo de producción muy rápido y están muy acostumbrados a hacer telenovelas. De hecho, para ellos es todo muy distinto. Nosotros vemos las telenovelas al mediodía, a primera hora de la tarde; ellos las ven en prime time y tienen muchísima audiencia. Pero ellos también hacen series semanales.

Esta serie está basada en la producción estadounidense Mental. ¿Hay coincidencias?
Es como una versión bastante libre de Mental. Está inspirada en ella, pero Mental quedó como una serie mucho más blanca y Mentes en shock se ha quedado como un trailer psicológico que va cogiendo peso, intensidad y profundidad según van pasando los capítulos.

¿Vio Mental?
Vi el primer capítulo para chequear un poco cómo iba la serie.

En alguna entrevista ha comentado usted que estaba cansado del papel de Álvaro en Yo soy Bea, ¿es cierto?
Es que yo no dije eso. El ritmo de trabajo, aprenderte cincuenta páginas al día durante dos años y dormir cuatro horas al día durante ese tiempo es lo que cansa. Estoy muy orgulloso de lo que hice en la serie y me ha dado muchas cosas, pero realmente fue un trabajo muy duro.

Muy diferente a hacer un producto semanal, ¿no?
Sí. Hay que tener en cuenta que en una serie diaria tienes cincuenta páginas al día, y en una semanal como mucho tienes diez. Es una diferencia abismal. A la hora de grabar la diferencia es notable, y cuando llegas a casa tienes que ponerte a estudiar a toda marcha.

¿Ha notado el descenso de la fama que tenía cuando protagonizaba Yo soy Bea?
Sí, claro que se nota, es lógico. Durante dos años entré todos los días en casa de la gente y te reconocían incluso de espaldas, por la voz y por los gestos. Está bien que el público te vea y te diga cosas. Aún me reconocen, pero ya no es tan agobiante. En su momento no me quejaba, porque el fin es que la gente te vea y tienes que pagar un precio.

A usted lo que más le atraía de la profesión era el teatro.
Al principio era un actor de teatro que hacía televisión y ahora soy un hombre de televisión que hace teatro. Todo al revés.

Con la experiencia que tiene, ¿volvería a hacer Yo soy Bea?
Dependería de muchas cosas, sobre todo del tiempo que tenga, de la energía y de las ganas.

En su día le asediamos a entrevistas y usted se convirtió en el actor con más peticiones acumuladas...
Muchas. Grababa veinte páginas, me subían a la oficina, hacía tres entrevistas y bajaba a grabar, y así durante dos años. Nunca me negué a atender a los medios porque es par te del oficio. Si alguna entrevista se ha quedado sin hacer es porque no tuve tiempo material, pero he hecho muchas, muchas de verdad.

¿Una locura?
Bastante, aunque nadie se puede quejar por ello. Sabes que es una parte más de tu trabajo y que debes asumirla. Vosotros cumplís con vuestra labor y nosotros tenemos que hacer un hueco para que lo que hacemos llegue de forma directa al espectador.

Me imagino que colgar el traje de Álvaro Aguilar fue un descanso.
No creas, en su día fue un alivio poder cerrar la historia con un final que estuviera bien y en consonancia con la serie y con lo que el público había visto durante estos dos años, pero un personaje siempre tiene algo de ti. Pasarán quince años y la gente me seguirá recordando como Álvaro.

¡Vaya carga!
Todo lo contrario, es maravilloso que tu trabajo sea reconocido de esa forma.

PERSONAL
Edad: 34 años (13 de septiembre de 1976).
Lugar de nacimiento: Alicante.
Trayectoria: Ha trabajado en diferentes series como actor episódico –en Hospital central, Lobos, Un paso adelante, 7 vidas...–, pero fue el papel de Álvaro Aguilar en Yo soy Bea el que le catapultó a la popularidad. Ahora ha grabado en Colombia Mentes en shock para Fox. Tiene una productora que se dedica sobre todo al mundo del teatro.

23 de abril de 2011

Fuente: http://static.deia.com/docs/2011/04/22/on22042011baja.pdf

Imágen cedida por Espectáculo Teatral